Es la especialidad odontológica que se encarga del tratamiento de la enfermedad periodontal conocida como enfermedad de las encías.

Se estima que hasta un 80% de la población sobre los 30 años puede sufrir de esta enfermedad, con una intensidad que varía drásticamente de una persona a otra.

Es recomendable hacerse chequeos regulares preventivos para descartar la aparición o cualquier avance de esta enfermedad, la cual de no ser tratada puede llegar a causar la degeneración de los tejidos de soporte de los dientes. Ocasionando mal sabor y olor en la boca (halitosis), sangrado de las encías y perdida de dientes.