Los implantes dentales son raíces artificiales sobre las que se realizan prótesis dentales. Como tratamiento, supone una alternativa estética y segura, probada clínicamente, a las coronas, puentes y dentaduras postizas tradicionales. Las restauraciones con implantes dentales ofrecen un aspecto similar y dan una sensación mas parecida a los dientes naturales, permitiendo altos niveles de comodidad, seguridad y confianza respecto a tratamientos tradicionales.

¿Como funcionan los implantes?
Un implante es una pequeña “fijación” de titanio que se inserta en la mandíbula o en el maxilar para ocupar el lugar de la raíz del diente o dientes ausentes previa evaluación tomográfica. Después de la integración ósea (cuando el hueso circundante ha cicatrizado alrededor del implante), se puede colocar la prótesis (dientes artificiales) sobre los implantes. El aspecto, sensación y comportamiento del nuevo diente es muy similar al de los dientes naturales.